CLAVES PARA REGULAR EL PH DE LA PISCINA

El pH del agua es un valor muy importante para bañarnos con seguridad y disfrutar de un agua limpia. Por ello es un elemento de mayor importancia para optimizar la calidad del agua, garantizando un equilibrio entre el resto de parámetros del agua.

¿Qué valor debe de tener?

  • Debe oscilar entre [7,2 – 7,6]
  • Por esto es indispensable controlar y ajustar el pH, si es necesario, cada dos o tres días.

Un desajuste en el pH produce mayor consumo de desinfectantes, turbidez en el agua e irritaciones en ojos, cabellos y mucosas de los bañistas. Además, un pH no equilibrado deteriora los materiales de la piscina y precipita la cal.

  • Por debajo de 7, entre 0 y 6, el pH es ácido.
  • Por encima de 7, entre 8 y 14, el pH es básico.

Cómo subir el pH de la piscina

Si está bajo, tendremos que emplear un incrementador que podremos comprar en cualquier tienda especializada en mantenimiento de piscinas. Los hay sólidos, líquidos y granulados y su función es reducir la acidez del agua.

Cómo bajar el pH de la piscina

Si debemos bajar el nivel de pH, tendremos que hacer uso de un reductor, que también podemos encontrar tanto granulado como líquido. Con el empleo del reductor de pH conseguiremos que la alcalinidad descienda y el pH aumente de valor.

Desde Citypiscinas,S.L consideramos que el control de un pH equilibrado de tu piscina privada o de tu comunidad de vecinos es una parte esencial de su mantenimiento. El pH adecuado no sólo protege los accesorios metálicos y las paredes de la piscina, sino también el rango de pH correcto que hará que el baño sea agradable y evite los incómodos escozores y picores que todos recordamos de algunas piscinas mal higienizadas.♥

 

 

 

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *